¡Que bonito!

Me asomaba a verlos
pasar por mi puerta,
tres nenes hermosos
qu´iban a la escuela…

los tres pequeñicos, los tres casi iguales…
¡ tres caras bonicas como tres estrellas !

Iban tan limpicos!… A la madre siempre,
los veía en ellos, sin saber quién era:

me la imaginaba
como el pan de buena…
me la imaginaba, por lo curiosa,
¡ como el agua pura que nace en las peñas !…

Iban tan limpicos
que yo me decía: De seguro que ella
los viste y se mira, como en tres espejos,
en sus tres hijicos…¡ como si lo viera !

En algunos días
no vi por mi puerta
pasar a los tres nenes…
sintiendo extrañeza,
pregunté por ellos y me contestaron:
¡ Lastima de hijicos !…no van a la escuela
porque está su madre malica en la cama
¡ que Dios se la lleva !
… … … … … … … … … … … … …

Al poquico tiempo pasaron los nenes,
otra vez junticos, los tres por mi puerta…

¡ Llevaban al cuello
la cintica negra!…
sin que la llevaran,
su esgracia se viera:

iban dejaicos…sin aquel apaño
propio de la madre…sin la gracia aquella…
¡ Lástima de hijicos !…
¡ se me heló la sangre, de verlos, la sangre en las venas!

Vicente Medina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s