Deliciosamente extraña…

Que bonita esta entrada de Merce Roura

merceroura

Ella, fuerza indomable sin calma, sin rezo. Sin poder dejar de imaginar por un momento que vuela, que salta, que gira, que corre… Que pisa con sus pupilas el camino de sus deseos.

Ella que acaricia sin roce, sin más contacto que el aire compartido, sin más beso que el que se oculta en los pliegues de su cabeza desbocada.

Ella, a trote lento por una calle estrecha. Llamando puertas, buscando miradas cómplices, encontrando guiños falsos y risas plastificadas, regalando mejillas donde albergar bofetadas, suspirando por las esquinas y esperando que cada una sea la última y al tumbar la calle se haga la luz. Sabe que hay luz pero no la encuentra.

Ella, tomando trenes y compartiendo destinos. Dejando que su vista se despliegue ante un manto azul e intermitente, un mar arisco, una estación vacía y a la vez repleta de caras cansadas.

Esbozando la sonrisa que sabe…

Ver la entrada original 418 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s