¿Aún hay jueces en Berlín?

Cuanta razón!

Rayas en el agua. El otro blog de Verónica del Carpio

Este es un post sobre independencia judicial y se resume en una frase: un alcalde ha pasado de ser alcalde a ser magistrado de la misma Audiencia Provincial de su ciudad, en España la independencia judicial está en niveles preocupantes y no solo en este caso puesto que se desprende de DOS informes internacionales oficiales, y la independencia judicial sencillamente no es posible sin medios.

Y el título del post procede de la conocida anécdota, o leyenda, que en el mundillo jurídico equivale a independencia judicial: un poderoso rey, Federico II de Prusia, siglo XVIII, quiso perjudicar a un modesto molinero con un acto arbitrario -confiscar el molino que le molestaba las vistas, para derribarlo-, y el molinero consiguió amparo judicial eficaz que impidió esa arbitrariedad del propio rey, porque, como dijo el rey, satisfecho de cómo funcionaban unas instituciones independientes para controlar el Poder, “Aún hay jueces en Berlín”.

Ver la entrada original 1.811 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s