Mi perfil de Linkedin

Estoy buscando trabajo por cuenta ajena. Aquí os dejo mi perfil de Linkedin

Anuncios

Nueva etapa

Siempre me ha gustado escribir, pero me daba mucho pudor que me leyeran. Pues biem, se acabó. Iré publicando alguna cosa que he escrito de vez en cuando. Pero lo haré en Cartas desde la Luna

¿Aún hay jueces en Berlín?

Cuanta razón!

Rayas en el agua. El otro blog de Verónica del Carpio

Este es un post sobre independencia judicial y se resume en una frase: un alcalde ha pasado de ser alcalde a ser magistrado de la misma Audiencia Provincial de su ciudad, en España la independencia judicial está en niveles preocupantes y no solo en este caso puesto que se desprende de DOS informes internacionales oficiales, y la independencia judicial sencillamente no es posible sin medios.

Y el título del post procede de la conocida anécdota, o leyenda, que en el mundillo jurídico equivale a independencia judicial: un poderoso rey, Federico II de Prusia, siglo XVIII, quiso perjudicar a un modesto molinero con un acto arbitrario -confiscar el molino que le molestaba las vistas, para derribarlo-, y el molinero consiguió amparo judicial eficaz que impidió esa arbitrariedad del propio rey, porque, como dijo el rey, satisfecho de cómo funcionaban unas instituciones independientes para controlar el Poder, “Aún hay jueces en Berlín”.

Ver la entrada original 1.811 palabras más

Cómo evitarle a una pyme el pago de tasas judiciales

Tomamos nota!!

el blog de José María de Pablo

tasas

Ayer entró en vigor el Real Decreto Ley 1/2015 que, entre otras cosas, incluye en su artículo 11 la exención de pago de tasas judiciales para las personas físicas. Una buena noticia, sí, pero con un pero. Se acaba con esa injusta barrera que impedía a muchas personas físicas acudir a los tribunales en defensa de sus derechos, pero la exención no se hace extensiva a las personas jurídicas, ni siquiera a las pymes. De modo que una parte de los ciudadanos –como aquellos que hacen sus negocios a través de pequeñas empresas- deberán seguir pagando gravosas tasas judiciales cada vez que necesiten pleitear en defensa de sus derechos.

Pero como dice el refrán, “hecha la ley, hecha la trampa”. Y aquí vengo yo, solo dos días después de hecha la ley, para hacer la trampa y ponerla a disposición de los amables lectores de este blog.

He…

Ver la entrada original 494 palabras más